La misión de Eveline Kerkhof es hacer una contribución positiva al “período más mágico” en la vida de cada madre. La marca ofrece productos que apoyan la intimidad entre madre y bebé en los rituales especiales, como el baño y el cuidado que una madre desarrolla con su hijo. Un aroma para siempre entrelazado con los hermosos recuerdos de la maternidad. Creado por madres, con madres, para madres y bebés.

Desde el momento en el que nace un niño, la madre y el bebé comparten una conexión intuitiva e instintiva. Los bebés pueden distinguir el olor de su madre de entre el de miles de mujeres. El resultado del trabajo de Kenkô es la traducción de este vínculo primario en fórmulas y notas de fragancia que están estrechamente relacionadas y enriquecen el tan especial vínculo entre madre e hijo.

en capítulos anteriores