Todos sus productos están certificados bajo la norma cosmética BioVidaSana, dentro de la Categoría I “Producto Cosmético Ecológico (Biológico u Orgánico)”, que implica que al menos un 90% de los ingredientes son de origen ecológico. Al ser ecológicos, no se han utilizado fertilizantes ni pesticidas sintéticos, manteniendo así todas sus propiedades y beneficiando tu salud, el medio ambiente y a la sociedad. Además, nuestros ingredientes de origen mineral, como por ejemplo las arcillas, están libres de irradiación y de nanopartículas.

Con ingredientes locales y de cercanía que disminuyen el impacto de la huella de carbono, ayudamos a reducir el cambio climático y además conservamos la diversidad autóctona. Todos sus envases son 100% reciclables y reutilizables. Sus productos están envasados en vidrio oscuro para proteger su contenido de los efectos negativos de la luz solar y prolongar sus propiedades durante más tiempo.

en capítulos anteriores